23 mar. 2011

RECICLAR ES UN VERBO QUE TODOS PODEMOS CONJUGAR

El reciclaje es una proceso que ocurre en todos los ecosistemas que funcionan naturalmente, generando mejores condiciones para el ambiente y aportando insumos para las especies que conforman dichos ecosistemas.

En el caso de los ecosistemas donde el ser humano participa, se nota que no existe conciencia respecto de lo que somos y del ambiente del que formamos parte. Por este motivo el reciclaje no está presente y lo que ocurre realmente es que generamos cada vez más productos que no se pueden reciclar, productos que por más que queramos, si llegan algún día a incorporarse en el medio ambiente terminarán dañándonos.

Así como las hojas de los árboles caen y al descomponerse devuelven los nutrientes captados a la naturaleza, de la misma forma nosotros, las personas, deberíamos tener la claridad suficiente para lograr que todos nuestros residuos sólidos domiciliarios tuvieran las características necesarias que les permitieran incorporarse al medio ambiente sin ensuciar ni contaminar. Son muchas las opciones que existen para lograr dicho objetivo, pero debemos expresas nuestra claridad en cosas concretas. Es allí donde el reciclaje se transforma en una conducta y pasa a formar parte de tu cultura.

Antes de pasar a revisar las opciones, te invito a pensar en lo siguiente: 

  1. ¿Porqué prefieres tomar un jugo de fruta "natural" que viene en un envase no degradable, en vez de comer una fruta?
  2. ¿Porqué botar a la basura algo que para otros puede ser útil?
  3. ¿Porqué preferimos comprar cosas que vienen envueltas en plástico?
  4. ¿Porqué no podemos separar los desechos que generamos? ¿falta espacio o voluntad?

El reciclaje consiste en:
  • Reducir, acciones para reducir la producción de objetos susceptibles de convertirse en residuos.
  • Reutilizar, acciones que permiten el volver a usar un producto para darle una segunda vida, con el mismo uso u otro diferente.
  • Reciclar, el conjunto de operaciones de recogida y tratamiento de residuos que permiten reintroducirlos en un ciclo de vida.
Pero además de las Tres R que conforman la Ley del Reciclaje, existen dos aspectos que se han incorporado a esta actividad, a saber:
  • Rechazar, que consiste en no comprar artículos que estén envueltos o que contengan materiales no degradables y
  • Recuperar, consiste en regalar cosas que  están en buen estado pero que ya no nos sirven, como por ejemplo la ropa de nuestro hijo que ya creció.
Entonces la misma Ley ahora tiene 5 R´s.  

En definitiva, queremos vivir en un ambiente sano, libre de contaminación, pagar menos por la basura que generamos y lograr para nosotros una mejor calidad de vida.